Archivo por meses: noviembre 2013

Los Atributos

Los atributos definen de qué esta hecho tu personaje. Son las cualidades que determinan qué áreas domina, para qué es bueno. Por lo general representan un talento innato, aunque hay atributos que pueden ser ejercitados. No todos los personajes tendrán los mismos atributos, durante la creación de personaje los jugadores elegirán cuáles son los principales talentos de sus personajes (ver nota al fin de esta entrada).

El valor de un atributo representa la cantidad de dados de seis lados (d6) que el jugador podrá usar para llevar a cabo cualquier acción que este ligada al atributo correspondiente. De manera que si un jugador desea que su personaje abra una puerta a la fuerza, con un empujón o una patada, tirará una cantidad de dados igual a su nivel de Fuerza. O si desea recordar cuál era el nombre del antiguo libro sobre angelología, deberá usar una cantidad de dados igual a su Memoria. Existen otros factores que pueden modificar estas tiradas (como aptitudes, equipo especial u objetos místicos), pero en su esencia más básica cualquier acción que un personaje quiera realizar estará ligada a algún atributo.
Sigue leyendo

Los Oficios en Nahualli

Presento a continuación un primer borrador de los distintos oficios a los que los jugadores tendrán acceso al crear personaje en Nahualli. En futuro se podrán añadir más (en algún suplemento tal vez, pero primero lo primero).

La idea es que el oficio sea como una guía para que el personaje tenga acceso a ciertas aptitudes, y quizás alguna habilidad o bonificador especial. Las ventajas y desventajas que se muestran son sólo una idea para desarrollar reglas más específicas a futuro.


Judas

El judicial, agente de la ley, pero de la ley del más fuerte, de la de Herodes. Al Judas le gusta el poder, le gusta ostentarlo, pero más que nada le gusta ejercerlo. La cosa es jugar el juego y guardar las apariencias. La charola del Judas es su llave a los placeres de este mundo y al ejercicio del poder. Pero debe jugar el juego para no Sigue leyendo